sábado, 7 de marzo de 2009

La cita de la semana

Camilo José Cela, aparte de escritor, fue senador español y olé.

En una de las sesiones se dedicó a lo que un hombre con dos dedos de frente unicamente podía hacer en semejante circunstancia, dormir como un bendito, y esta es la conversación que sucedió entre él y el presidente del senado el cual quiso recriminarle su actitud.

- Sr. Cela está usted dormido.

- Sr Presidente, eso no es cierto, lo que estaba era durmiendo.

- Eso es lo mismo que acabo de decir.

- No señor, no es lo mismo, al igual que no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

Simplemente sublime.