miércoles, 3 de junio de 2009

Madrid, definición de

Villa, que no ciudad ya que nunca lo fue, cuyo nombre tiene una única grafía y cuatro pronunciaciones diferentes, todas ellas correctas, y cuyos habitantes de cierto abolengo tienen nombre de animal y conjugan la tercera persona del singular del presente de indicativo del verbo ser con jota, sobre todo antes del pronombre relativo que.

Esta definición, y la dura realidad, muestra que los matritenses no somos ciudadanos, somos villanos.