miércoles, 15 de julio de 2009

Canción del verano, definición de

En el post anterior hablaba de que la última canción de mis japonesoides favoritas es merecedora de ser la canción del verano, pero... ¿qué es la canción del verano?

Según los cánones aprendidos tras duros años de experiencia, la canción del verano deberá cumplir los siguientes requisitos (y si falta alguno que San Jorge Dann me perdone).

1.- Letras completamente ininteligibles, ya sea por su nulo contenido intelectual o por que el idioma en el cual la canción es ejecutada (en todos los sentidos de la palabra) no es del dominio del oyente, lo cual suele enmascarar lo del contenido intelectual.

2.- Ritmos machacones más simples que el mecanismo de un chupete, suelen taladrarte el cerebro con el fastidioso resultado de que varias de tus neuronas, si es que alguna quedó viva, sólo pueden reproducir la susodicha "musiquilla"... ¡e incluso pueden obligarte a tatarearla!

3.- Chicas bonitas y tios buenos haciendo el cuerpo (y nunca mejor dicho) de baile.

4.- Sexo. (Nada que objetar si los participantes pertenecen al punto 3).

Ahora, con todos estos datos, atreveros a decirme que estas canciones no pertenecen a esta categoría. A ver, listos.






Mapachepunto para el que acierte si el cantante tiene que ver con este blog y en que entradas.

PS.- Antes de que mis seguidoras metaleras me busquen en el mundo real para usar mis pelotas como bolsa de entrenamiento de artes marciales, quiero decir en mi descargo que las compensaré en cuanto aprenda a incrustar audio en el blog. De verdad chicas.