sábado, 29 de agosto de 2009

Por fin...

...la evidencia de que dios no existe.

Alabado sea el FSM por darnos semejante prueba y no esas cutreces en tostadas y paredes de las que los cristianos alardean.

Como casi siempre Milinkito enseñándome el camino.

Impagable la parte final.



Otra hostia en el bebes de los mismos tíos, en este caso a la homeopatía, esta vez cortesía del tito Rinze