domingo, 13 de diciembre de 2009

¿Comorrrrr, que no tengo el qué?

Como son estos ubercristianos, (Uber prefijo alemán equivalente a nuestro castizo super), cuando se van quedando sin argumentos o piden mi aborto retroactivo o me espetan que siempre me meto con ellos pero dejo en paz otras religiones, como por ejemplo, el islam.

Y tienen parte de razón he de confesar, y no por una cuestión genitalicia, o la falta de ella, como ellos dicen, la única razón que me meto más con ellos que con otros se resume en los siguientes puntos:

1.- Estoy rodeado, en mi entorno hay más católicos que musulmanes, puesto que sois más evidentemente me tocáis los huevos más y yo reacciono más. Una cuestión matemática.

2.- Dado la murga que dais con temas que me afectan más o menos directamente evidentemente os nombro más a vosotros que a ellos; el día que un musulmán me niegue un condón en una farmacia o me diga como tengo que educar a mis hijos entonces hablamos.

3.- No, no es por que sea un cobarde, nunca estaré de acuerdo con esto, es más, esta es una de esas ocasiones en que, aplicando la lay del talión contra esos "omvres", mirara hacia un lado silbando con disimulo.

(AVISO: El siguiente vídeo contiene imágenes en directo y sin censura de un asesinato, si eres de estómago débil y espíritu pusilánime, yo de ti no lo vería)  


Mujer lapidada por una afrenta al honor

En su cultura es más honorable para una chica morir sepultada en piedras que echar un polvo.

Así que, mis queridos ultrahipercatólicos la siguiente imágen os la dedico a vosotros en particular para que penséis mejor que decirme a la hora de meterse conmigo y se la dedico en general a todos aquellos que utilizan la religión para sentirse superiores a sus congéneres hasta llegar al asesinato, o al deseo de y a buen entendedor...