martes, 23 de junio de 2009

Esto es orgullo...

... y lo demás son tonterias. ¡¡Una frase en Los Soprano!!



I got a line on the Sopranos, this makes me more ganster than you. Bitch!

Encontrado en plena procrastinación en la cremé de la merdé

lunes, 22 de junio de 2009

Aquí jugamos todos o...

Ya es de todos conocidos los vídeos y las fotos de las hordas antiabortistas en los que se muestran fetos más o menos formados a los que añaden eslóganes que intentan hacernos culpables de algo.

Como yo también se jugar a eso, bueno yo sólo no que la idea la he sacado de este enlace, he aquí mi (nuestra) propia campaña.



¿Y las imágenes asquerositas?

Pues esto es lo que hay.

martes, 16 de junio de 2009

Cristiano Ronaldo y el hambre en África

El señor Lüzbel ha metido el dedo en la llaga con el nuevo fichaje de Ronaldo por el Real Madrid, como le doy la razón en todo lo que dice le copy-pasteo por todo el hocico. Que el maligno me perdone.


== Modo hocico ON

El mercado se ha roto. Un imperialista malvado y con gafas se ha gastado 94 millones de euros en un jugador de fútbol. Hay muchas portadas de periódicos, muy liberales ellos, contando los hospitales, guarderías y baños para bebés abandonados, sordos y leprosos que podrían hacerse con ese dinero. ¡Con el hambre que hay en el mundo y el país!. Y muchas cosas así.Debido a la enorme cantidad de gente que parece recién instalada en este mundo, me he decidido a escribirles unas líneas de bienvenida.


1.- El Real Madrid, el Barcelona, el Manchester United y demás son clubes de fútbol, no ONG´s. En otros universos alternativos puede que sean lo mismo y dediquen el 50% de sus ingresos a construir hospitales, pero en éste no (hasta donde yo sé).


2.- En este plano de la realidad actualmente estamos en crisis económica. Una de las cosas tirando a malas de la crisis es que la gente no gasta nada. En lo futbolístico, hay varios equipos históricos como el Valencia pasándolo mal económicamente. Si el dinero empieza a moverse puede que muchos clubes con dificultades económicas puedan salir de ellas vendiendo jugadores (como Villa, por ejemplo). Así que…sí, que el dinero se mueva es bueno (¡oh!).


3.- Puede que en otro universo los tertulianos sabelotodo que se han desgañitado ante el fichaje repartan la mitad de su sueldo entre los pobres, pero en éste no. De hecho, la cantidad de gente que reparte la mitad de su presupuesto anual entre los más desfavorecidos es tirando a baja. Somos sucios y malvados, sí, pero el Real Madrid no es peor que la inmensa mayoría de gente que conoces, amigable invitado a nuestra realidad. Puede que no sea más monstruoso que tú mismo, quien sabe. Mira qué porcentaje de lo que ganas está destinado a salvar al mundo y piensa en ello.


4.- Es muy posible que en otros planos de la realidad esto no haya pasado. En el nuestro sí. El Barcelona o el Real Madrid se han gastado, de siempre, barbaridades en fichajes. Puede que nunca tanto en uno, pero en varios y en una sola temporada se han gastado incluso más. Nadie puso el grito en el cielo por ello. Parece que lo que impresiona no es el gasto en fichajes, desmadrado desde hace mucho, sino el que se acumule en un solo fichaje. Es como si me gasto 20 000 euros en muchos cómics y nadie lo comenta, pero si me lo gasto en solo uno salta el escándalo. ¿Ridículo? En otros planos de la realidad puede, en éste parece que no.Siento haberte roto tantos esquemas, nuevo habitante del planeta Tierra, pero es que aquí las cosas son algo distintas. No te sentirás extraño, pues parece que hay muchos compatriotas tuyos por aquí, en periódicos y televisiones, algunas incluso teóricamente defensoras de las versiones más bestias del capitalismo.


Bienvenido al mundo, amistoso lector.


== Modo Hocico off


Llamadme demagogo si queréis, pero es que el problema no es si el señor Pérez, dentro de la más completa legalidad, se haya gastado ese pastizal y los bancos se lo hayan prestado; el problema no es que el dinero se mueva, siempre es mejor tener dinero moviéndose que quietecico en la bóveda de un banco o debajo de un colchón. El problema es que ese flujo de dinero no va donde tiene que ir... Crear riqueza de verdad y repartirla más equitativamente.


Ah, que eso es comunismo, ustedes perdonen.

domingo, 14 de junio de 2009

Medidas anti-cani

La semana pasada me apunté a un gimnasio, quizás sea el síndrome de los cuarenta o ese flotadorcillo que ha empezado a aparecer en el área donde se supone que existen una cosa llamada abdominales (que juraría son una leyenda urbana)... o quizás sea que sienta una pequeña envidia del llamado abdomen del mal. O todo junto.

En fin, tres días de musculación y dos de artes marciales (para refrescar la memoria) a la semana. Lo que peor llevo es que comparto espacio con esa subespecie humana (algunos lo llaman especie subhumana) que es el cani.

El otro día, mientras me fustigaba el cuerpo, mi calenturienta imaginación ideaba mil y ciento diferentes formas de puteo al cani, pero ninguna me terminaba de convencer. Claro está, mi amigo Iván, al que conozco como a la mayoría de vosotros de la blog-cosa, me dio en el bebes con la solución. Hela aquí.


Claro que si no funciona siempre puedo imprimir una entrada de uno de mis doctores favoritos y ponerla en el tablón de anuncios.

domingo, 7 de junio de 2009

Cita de la semana

El señor Ponzonha me ha conmovido con su definición de amor y no he podido resistir compartirla con ustedes.

"El amor siempre debe ser cosa de dos, correspondido, respetuoso, mimoso, a 37ºC, cómplice y con pasión".

Ahí queda dicho.

sábado, 6 de junio de 2009

Experimentos

Cono véis estoy experimentando con el blog. Perdonad las molestias.

Si tenéis alguna sugerencia, como por ejemplo quitar el puto fondo del título, serán bienvenidas.

Por cierto, ¿alguien sabe como se quita el puto fondo del título? (La foto no, la mierda del recuadro azulón)

Gracias de antebraso. ;-)

EDICIÓN: Como podéis ver he cambiado la plantilla, como no os habéis quejado así la dejaré hasta que me de otra vez el punto.

viernes, 5 de junio de 2009

Parafilias

Parafilias, para unos satisfacerlas es la condenación al más abyecto de los infiernos, para otros, el súmmum del placer; para otros una prueba más de que eres un enfermo mental. Y para la mayoría algo de lo que avergonzarse. En resumen, es lo que te pone cachondo.

He aquí una lista de ellas, ¿os sentís identificados?, ¿creéis que falta alguna?

(LEGAL DISCLAIMER: Cómo la página que donde las he sacado cataloga la homosexualidad como enfermedad mental va a enlazar hacia ella Rita la Cantaora en su blog dominical)

Abasiofilia: la pareja debe ser coja.

Acomoclitismo: excitación por genitales lampiños o depilados.

Acrotomofilia: fantasía de tener relaciones con una persona que posee un miembro amputado. Ver apotemnofilia y amelotasis.

Actirastia:
excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.

Adolescentismo:
vestirse o actuar como un adolescente

Adulterio:
sexo extramarital.

Agalmatofilia: ver pigmalionismo.

Agonophilia:
excitación proveniente de una lucha con la pareja.

Agrexofilia:
excitación proveniente de saber que otros saben que el sujeto está realizando una relación sexual.

Albutofilia:
excitación proveniente del contacto con el agua.

Agorafilia:
realizar el acto sexual en lugares públicos.

Algomanía:
placer ligado al propio sufrimiento físico. Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico.

Aliphineur (alifineur)
: uso de loción para excitar a la pareja sexual.

Aloerastia:
uso de la desnudez de otra persona para excitar a la propia pareja.

Alopelia:
experimentar un orgasmo viendo a otros teniendo una relación sexual.

Alorgasmia:
excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.

Alotriorastia:
excitación por parejas sexuales de otras razas. Igual a miscegenación y sexo interracial.

Altocalcifilia:
atracción por tacos altos. Fetiche por los tacos altos.

Alveofilia:
atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.

Alvinolagnia:
fetichismo por el estómago.

Amaurofilia: preferencia por una pareja ciega.

Amelotasis: atracción sexual por la ausencia de un miembro.

Amiquesis (amychesis): rascar a la pareja durante el acto sexual.

Amokoscisia: excitación por el deseo de latigar o castigar a la pareja sexual

Amomaxia: realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.

Anastimafilia: atracción por personas de altura diferente a la propia.

Analismo: Concentración en la región anorrectal. Puede ser heterosexual, homosexual o autosexual.

Androginofilia: atracción sexual por personas andróginas (que posee simultáneamente caracteres masculinos y femeninos). No es lo mismo que bisexualidad.

Androidismo: excitación con muñecos o robots con aspecto humano.

Andromimetofilia (andrós: 'hombre'; mimetós: 'imitable'; filós: 'atracción'): la pareja debe ser una mujer travestida como hombre. Ver ginemimetofilia.

Anulingo, analingus o analinctus, anofilemia, beso negro o rímming ('hacer el aro, bordear'): sexo oral sobre el ano y el perineo (o periné: la zona entre los órganos genitales y el ano). Penetración del ano con la lengua. Del latín anulingo, de anus: 'ano' y lingô, lingere: 'lamer' (lingua: 'lengua').

Anisonogamia: atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.

Anocratismo: penetración anal.

Anofelorastia: profanación de objetos considerados sagrados.

Anofilemia: ver anulingo.

Anomeatia: penetrar con el pene por el ano a una pareja femenina.

Antolagnia: excitación por oler flores.

Apistía: adulterio.

Apotemnofilia: excitación por la idea de ser amputado.

Aracnofilia: juego sexual con arañas.

Arsometría: sexo anal.

Astenolagnia: atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual.

Asfixiofilia (estrangulación erótica): el estímulo es estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla.

Audiolagnia: el estímulo principal proviene de la audición.

Autagonistofilia: el estímulo es ser visto por otras personas durante el acto sexual.

Autoabasiofilia: el estímulo es estar o volverse cojo.

Autoasasinofilia: fantasía masoquista de ser asesinado.

Autoasfixiofilia (autoestrangulación erótica): el estímulo es ser asfixiado durante el acto sexual.

Autoerasia o autoerotismo: ver narcisismo.

Autofilia: ver narcisismo.

Automasoquismo: inflingirse sufrimiento físico. Ver masoquismo.

Automisofilia: atracción por ser ensuciado o corrompido.

Autonepiofilia: el estímulo es utilizar pañales y ser tratado como un bebé. Ver nepiofilia.

Autopederastia: insertar el pene en el propio ano.

Autoungulafilia: rascamiento doloroso de los propios genitales.

Avisodomía: relación sexual con aves (gallinas, etc.)

Axilismo: masturbación dentro de la axila.

Barosmia: excitación por el olfato.

Basoexia: excitación producida por el beso.

Belonefilia: excitación producida por el uso de agujas.

Bestialismo: ver zoofilia.

Biastofilia (raptofilia, violación): la pareja no debe consentir al acto sexual, o estar aterrorizada, luchar, etc. (Dr. Mapache dice: hay gente que le pone cachondo jugar a ser violada, suele ser considerado masoquismo, yo creo que debería tener una entrada aparte o ser considerada en esta)

Blastolagnia: persona atraída por mujeres muy jóvenes.

Bondage: práctica sexual sadomasoquista en la que uno de los participantes permanece atado.

Botulinonia: el uso de un embutido como consolador.

Bradicubia: movimientos lentos durante la penetración.

Búndling (del inglés bundle up, 'abrigarse'): pareja que duerme en la misma cama vestida y sin tener relaciones sexuales.

Candalagnia o candaulismo: ver a la pareja copulando con otra persona.

Capnolagnia o capnogalia: excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma.

Catafílico (catafilista): hombre que se somete a una mujer.

Cateterofilia: un fetiche que involucra el uso de un catéter.

Chezolagnia: masturbación durante la defecación.

Chubby chaser: cazador de gorditos. Persona que se excita por la gordura de su pareja. (Del inglés chubby: 'gordito'; chaser: 'perseguidor'.

Cinofilia: excitación por tener relaciones sexuales con un perro. Del griego kinos: 'perro'.
Cinturón de castidad, de Venus o florentino (de Florencia, Italia): cinturón de metal o cuero utilizado en la Edad Media para evitar la penetración vaginal.

Ciprieunia (cyprieunia): sexo con una prostituta. Probablemente proviene de cyprius: isla de Chipre, donde abundarían las prostitutas.

Clastomanía: la excitación proviene de romperle a la pareja la ropa puesta.

Cleptolagnia (cleptofilia): gratificación sexual y erótica proveniente del robo.

Clismafilia: la excitación depende de recibir un enema (del griego clistér: 'lavativa').

Clitorilingus: lamer el clítoris.

Cocktail:
beber de un vaso alguna secreción corporal.

Coitobalnismo: sexo en una bañera.

Coitus analis: penetración por el ano.

Coitus à cheval ('coito a caballo' en francés): penetración desde atrás. Pareja copulando sobre la grupa de un caballo.

Coitus a mammilla: penetración del pene entre los pechos.

Coitus à unda: sexo o juegos sexuales dentro del agua.

Coitus interfémora (o coitus intrafémoris): penetración entre los muslos.

Consuerofilia: coserse zonas de la piel con aguja e hilo para obtener placer sexual.

Coprofemia: excitación sexual proveniente de decir obscenidades en público.

Coprofilia (coprolagnia): el uso de excremento en la práctica sexual. Ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo.

Coprografía: grafitis, inscripciones o dibujos realizados en paredes públicas (como en mingitorios), a veces de índole sexual morboso.

Coprolalia: estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.

Cópula axilar: aplicar el pene debajo del brazo de la pareja.

Cópula interfémora: aplicar el pene entre los muslos de la pareja.

Corefalismo: sexo anal con una niña.

Coreofilia: excitación a través del baile erótico.

Cratolagnia: excitación provocada por la fuerza de la pareja. Del griego kratos: 'poder'.

Crematistofilia: el estímulo es tener que pagar por sexo o ser robado por la pareja.

Criptoscopofilia: deseo de ver la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.

Crurofilia (crurofact): fetiche por las piernas.

Cronofilia, alfamegamia, anisonogamia o sexo intergeneracional: atracción de personas jóvenes por personas de más edad. (Del griego cronos: 'tiempo'). Ver sexo intergeneracional, gerontofilia (masculina) y graofilia (femenina).

Cunilalia: hablar acerca de los genitales femeninos. Del latín cunnis: 'coño, vulva'.

Cunilingo, cunilingo, gamahucheur:
sexo oral sobre el clítoris, la vulva y la vagina.

Cyesolagnia: fetiche con embarazadas.

Dacrifilia o dacrilagnia: excitación sexual por ver lágrimas en los ojos de la pareja.

Dendrofilia: realizar el acto sexual contra un árbol.

Dipoldismo (dippoldism): excitación sexual por dar azotes a niños o niñas.

Dismorfofilia: atracción hacia personas deformadas.

Dorafilia: amor a la piel humana o a las pieles de animales.

Douchés: enjuagar el ano o la vagina con líquido. 'Duchar' en francés.

Ducha romana: vomitar sobre la pareja, generalmente después de haber bebido vino u orina.

Ecdemolagnia: excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.

Ecdiosis (ecdyosis): excitación proveniente de desnudarse ante desconocidos.

Ecouteurismo: escuchar sin consentimiento a otras personas teneiendo relaciones sexuales. Del francés ecoteur: 'escuchar'.

Efebofilia: la atracción sexual de una persona madura hacia un adolescente varón de 13 a 18 años.

Elefilia: obsesión sexual por los tejidos.

Electrofilia (electrocutofilia): el uso de suaves choques eléctricos en la práctica sexual.

Emetofilia: excitación sexual proveniente del acto de vomitar.

Enditofilia (endytophilia) o enditolagnia: excitación por la pareja vestida.

Eonismo: ponerse ropas del sexo opuesto. Proviene del travesti francés Chevalier D'Eon.

Erotofonofilia (erotofilia telefónica): llamadas telefónicas utilizando lenguaje erótico.

Erotolalia: estimularse sexualmente solamente hablando acerca de sexo (sin concretar la relación).

Escatofilia telefónica (escatofonofilia): llamadas telefónicas a extraños utilizando lenguaje obsceno.

Escopofilia (escoptofilia, escoptolagnia, mixoscopía): el orgasmo depende de mirar abiertamente a otras personas en el acto sexual (no subrepticiamente como en el voyeurismo).

Espectrofilia: coito con espíritus o excitación producida por la imagen en el espejo.

Estigmatofilia: excitación ante tatuajes, piercing, sacrificios o cicatrices.

Exhibicionismo: asustar a otros mediante la exposición del cuerpo desnudo (o de alguna de sus partes). En las películas recordamos el clásico paseante de los parques que al divisar una víctima abre de golpe su sobretodo para mostrar los genitales. También es exhibicionismo la necesidad de ser visto para poder llevar a cabo el coito.

Exofilia o neofilia: fetiche por lo inusual o bizarro.

Falofilia: fetiche o preferencia por un pene especialmente grande.

Felación (del latín fellatio), irrumación (del latín irrumatio), penilingo: sexo oral sobre el pene. El verbo correspondiente no es "felatiar" ni "felaciar" sino "felar" (del latín fellare) o irrumar (del latín irrumare).

Félching: succión del semen contenido en la vagina o en el ano luego de haber sido eyaculado.
etichismo, parcialismo o idolismo: necesidad de objetos para poder excitarse.

Físting (del inglés fist: 'puño'): insertar el puño o el antebrazo dentro del recto o la vagina. Ver braquioprosis

Flatofilia: excitación proveniente del olor de los gases intestinales propios o de la pareja.

Formicofilia (latín formîca: 'hormiga'): el estímulo es el reptar de insectos o animales pequeños (hormigas, caracoles, gusanos, etc.) sobre los genitales.

Frotismo (froteurismo): la persona obtiene placer sexual únicamente refregando sus genitales contra personas desconocidas, aprovechando lugares muy congestionados, como manifestaciones populares, ómnibus o colas de espera.

Fúrtling: excitarse metiendo un dedo a través de un agujero cortado en la zona genital de una foto o dibujo.

Gendoloma o gendolama: el uso de fantasías sexuales para acelerar el orgasmo.

Genufalación: inserción del pene entre las rodillas de la pareja.

Gerontofilia (del griego geron, gerontos: 'anciano'): atracción sexual de una persona joven por un hombre de edad mucho mayor.

Gimnofilia o nudomanía: excitación por la desnudez.

Ginecomanía: deseo compulsivo por las mujeres. Del griego ginekos: 'mujer' y manía: 'manía'.

Ginemimetofilia (giné: 'mujer'; mimetós: 'imitable'; filos: 'atracción'): la pareja debe ser una travesti (un hombre travestido como mujer).

Ginonudomanía: compulsión por arrancar las ropas a la pareja.

Gomfipotismo: excitación provocada por los dientes.

Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia: el estímulo primario son las fotos o cuadros eróticos.

Graofilia o anililagnia: atracción sexual de una persona joven por una mujer de edad mucho mayor.

Gregomulcia: excitación por ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.

Hebefilia: atracción por niñas púberes.

Hemotigolagnia: fetiche por tampones usados.

Hierofilia: atracción sexual por objetos sagrados

Hifefilia: la excitación depende de la posesión de algún objeto ajeno: ropa, cabellos, piel, etc.

Higrofilia: excitación producida por los fluidos corporales. .

Hiperfilia: deseo sexual "excesivo".

Hipofilia: sexualidad inhibida.

Hirsutofilia: atracción por el vello.

Homiliofilia (del griego omilía: 'sermón'): excitación sexual producida por predicar una religión a una persona sencilla y fácil de convencer de cualquier cosa.

Homosexualidad u homofilia: atracción sexual de un hombre por otro. No proviene del latín homo: 'hombre' (como el término homo sapiens) sino del griego ómoio, ómo: 'igual'. No se utiliza el vocablo "homosexualismo" (como suelen decir los evangélicos) porque en este caso la terminación "ismo" resulta peyorativa.

Iatronudia: excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.

Infantalismo (anaclitismo): la única excitación proviene de imitar a un niño.

Insuflación erótica: soplar aire dentro de la vagina, el ano o la uretra.

Jactitación (traducción del inglés; de jactarse y excitación): excitación producida por el relato de las propias hazañas sexuales.

Juvenalismo o juvenilismo: la única excitación proviene de personificar a un adolescente.

Knismolagnia: excitación sexual producida por las cosquillas.

Kokigami: vestir el pene con un disfraz de papel.

Kolpeurintomanía: estiramiento de la vagina.

Lactafilia: excitación por los pechos que amamantan.

Leptosadismo: forma suave del sadismo.

Lap dancing: 'danza sobre el regazo', agacharse sobre una persona sentada y frotarse para crear excitación sin tocar los genitales.

Lectolagnia: la única excitación proviene de la lectura de textos de contenido erótico.

Lluvia dorada, ducha dorada, urofilia, ondinismo: la única excitación proviene de orinar o ser orinado por la pareja.

Macrofilia: el único estímulo son las personas grandes o rollizas.

Macrogenitalismo: excitación por un macrofalo (pene muy grande, de más de 20 cm).

Maieusiofilia: atracción por una mujer embarazada.

Martimaclia (martymachlia): sexo grupal. Excitación por ser observado por otras personas durante la relación sexual.

Masoquismo (duololagnia): placer ligado a la propia humillación o sufrimiento físico (cachetadas, latigazos, pellizcos) o moral (humillación).

Matronolagnia: excitación sexual provocada por una pareja mujer mucho mayor.

Mazofalacia (mazophallate): frotar el pene entre los pechos.

Melolagnia: excitación sexual provocada por la música.

Menstruofilia o menofilia: fetiche por una mujer menstruando.

Merintofilia: excitación sexual provocada por estar atado.

Microfilia: el estímulo son las personas pequeñas o enanas.

Microgenitalismo: excitación por un microfalo (un pene de menos de 10 cm en erección).

Miscegenación: sexo entre personas de distintas razas. Lo mismo que alotriorastia y sexo interracial.

Misofilia: fetiche por ropa sucia u objetos asquerosos; por ej. tampones usados.

Moriafilia: excitación provocada por chistes sexuales.

Nafefilia: excitación por tocar o ser tocado.

Nanofilia: atracción sexual por una persona pequeña.

Narratofilia: el estímulo primario es la narración erótica.

Necroclesis: realizar el acto sexual con un cadáver femenino.

Necrofilia: la pareja sexual debe ser un cadáver.

Neofilia o exofilia: fetiche por lo inusual o bizarro.

Nepiofilia (nepiolagnia): la pareja debe ser un infante del sexo opuesto.

Nepirastia: excitación proveniente de tener alzado a un bebé, a veces experimentado por mujeres mayores sin hijos.

Ninfofilia: atracción sexual de un adulto por una adolescente.

Normofilia: excitación exclusiva por los actos considerados normales por la propia religión o sociedad.

Nosolagnia: excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal.

Oclofilia (ochlofilia): excitación ante una multitud de personas reunidas.

Odaxelagnia: excitación al morder o ser mordido por la pareja.

Odofilia:
excitación producida por un viaje.

Ofidiofilia:
excitación provocada por serpientes.

Omolagnia:
excitación provocada por la desnudez.

Olfactofilia:
excitación debida al olor de la transpiración, especialmente de los genitales.

Ozolagnia
: excitación sexual por olores fuertes.

Partenofilia:
atracción sexual por una virgen.

Pederastia
(del griego paiderastía): penetración anal de niños varones.

Pediofilia:
sexo con muñecas.

Pedofilia:
sexo con menores (del griego paîs, paidós, 'niño').

Picacismo:
introducción de alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca.

Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia:
atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos.

Pigofilia
: excitación por el contacto con las nalgas.

Pigotripsis:
excitación por rozar o masajear las nalgas.

Podafilia
: el estímulo fetichista son los pies (pódos).

Psicrofilia:
excitación debida al frío o a ver a personas con frío.

Pubefilia o ginelofilia:
excitación producida por el vello pubiano.

Pungofilia:
necesidad de ser pinchado con el fin de obtener placer sexual.

Quinunolagnia:
excitación sexual por ponerse en situaciones de peligro.

Rabdofilia:
excitación al ser flagelado o latigado.

Renifleurismo:
excitación debida al olor de la orina.

Retifismo:
fetiche por los zapatos.

Salirofilia:
ingestión de saliva o sudor.

Saliromanía:
ensuciar o dañar la ropa de la pareja.

Sinforofilia:
excitación sexual por organizar un accidente.

Sucusturpación:
masturbación que se practica a través de la succión de los propios senos.

Sudorofilia:
atracción por el sudor de la pareja.

Tafefilia:
excitación proveniente de ser enterrado vivo.

Thlipsosis (zlipsosis):
excitación proveniente de los pellizcos.

Toucherismo:
el estímulo es tocar las partes de una persona desconocida.

Tragolimia:
deseo sexual compulsivo sin tener en cuenta el atractivo de la pareja.

Tribadismo
: frotamiento de los genitales femeninos entre sí (tríbo: 'frote o rozamiento').

Tripsofilia (tripsolagnia):
excitación por ser masajeado o por hacerse lavar el cabello.

Uretralismo:
introducción de objetos en la uretra

Urofilia (urolagnia, ondinismo):
el uso de la orina en la práctica sexual. Orinar o ser orinado por la pareja .

Vampirismo:
excitación sexual proveniente de la extracción de sangre.

Vincilagnia:
excitación por hacerse atar (en inglés bondage).

Zoofilia (bestialismo):
el uso de animales en la práctica sexual.

¿Alguna idea para realizar en su siguiente momento erótico? Pues que ustedes lo disfruten bien.

miércoles, 3 de junio de 2009

Madrid, definición de

Villa, que no ciudad ya que nunca lo fue, cuyo nombre tiene una única grafía y cuatro pronunciaciones diferentes, todas ellas correctas, y cuyos habitantes de cierto abolengo tienen nombre de animal y conjugan la tercera persona del singular del presente de indicativo del verbo ser con jota, sobre todo antes del pronombre relativo que.

Esta definición, y la dura realidad, muestra que los matritenses no somos ciudadanos, somos villanos.